La Niña del Columpio

Cierro los ojos y me veo balanceándome en aquel columpio que me fabricabas con una simple cuerda y uno de los sacos que al final del día estaría cargado de aceitunas. Es, con mucha diferencia, la atracción más original y divertida que he tenido en mi vida. Allí, bajo la sombra de aquellos olivos, aprendí no solo a no caerme de un asiento no demasiado cómodo, también me di cuenta, mientras me balanceaba, de que en esta vida nada se consigue sin sacrificio y de que era mucho el que tú y mamá hacíais para sacarnos a mi hermana y a mí adelante.
Ha llovido mucho desde entonces, qué duda cabe, pero creo que las cosas que aprendemos tan pequeños son las que nunca olvidamos, las que marcan el resto de nuestra vida y, por ende, van forjando nuestra propia personalidad. Buena parte de lo que soy hoy te lo debo a ti. Yo sería otra completamente distinta si no me hubieras enseñado que hay que ser generosos, madrugar para que cunda el día y que el mejor bocado se deja siempre para el final. Y que hay que reír, siempre que se pueda, reír. Yo no sería la que soy si no me hubieras fabricado aquel columpio.
la niña del columpio
Y quizás también sería muy diferente si no te hubieras ido, si la mala fortuna no te hubiera elegido hace justo hoy diez años para que pasaras a habitar en otro mundo en el que, quién sabe, igual se está mucho mejor que aquí. Probablemente sea así. Pero yo sigo sintiendo la misma rabia que entonces, la misma impotencia, el mismo coraje…Más sosegado, eso sí. Mirándolo con la perspectiva de la resignación que dan los años, pero igualmente difícil.
Me sigo preguntando por qué no has podido disfrutar de tantas cosas buenas que aún te quedaban por vivir, en especial de una pequeña y revoltosa criatura con la que jugarías y bailarías como no lo hiciste nunca. Es injusto, injusto que no la hayas conocido y que ella tampoco te pueda disfrutar a ti. Pero le hablaré mucho de su abuelo, le diré que era la persona más buena del mundo. Le enseñaré todo lo que me inculcaste . Y un día no muy lejano le haré un columpio en un olivo.

18 pensamientos en “La Niña del Columpio

  1. Me siento identificada Mónica contigo,porque yo también me pregunto día a día ese por que. Por desgracia todavía ha pasado poco tiempo y no lo he superado. Eres una magnifica escritora y preciosa entrada de blog.

    Me gusta

  2. ¡Qué te voy a decir que no sepas! Tus palabras transmiten ternura, emoción y madurez a partes iguales. Es curioso cómo atesoramos momentos que acaban significando tanto para nosotros y precioso que no hayas dejado de ser esa niña del columpio. Seguro que desde ese mundo en el que él ahora habita, te mira y sonríe 🙂
    Y un placer, de los grandes, que me hayas dejado formar parte de esto. Tú me darás las gracias, pero yo te las doy más a ti, porque por cosas como ésta merece la pena crear.
    Un millón de besos y no dejes de balancearte, si necesitas un poco de impulso, ya sabes que nos tienes más cerca de lo que los kilómetros indican.

    Me gusta

      • Me gusto mucho; desde mi edad,puedo decirte que esa falta nos duele de por vida, todos los días lo nombro, me río con el, y le recuerdo constantemente,; ya tengo ocho nietos, dos de cada hijo, El no conoció a la pequeña mía, pero la tercera de mis hijos llego a tener locura con El; mi padre, fue para mi la piedra angular,mi apoyo,mi confesor y confidente, mi amigo, mi consejero, el más liberal y libertario,me enseño,el significado de prohibido prohibir,cuando en mi país todo o casi todo estaba prohibido, me enseño a pensar en libertad y con respeto por el pensamiento ajeno,me enseño a bailar, y porque soñar es bailar con los pies…. Me enseño a distinguír el mal del buen amor: un hombre que te quiere de veras,jamás te pedirá hoy, nada de lo que te tengas que avergonzar mañana,…… Me llevo en mil viajes, y me enseño que la geografía se aprende viajando,y viví con el una infancia feliz y una adolescencia llena de hermosisimos recuerdos,y me proporcionó junto con mi hermana los medios para ser libres viajeras y conocer mundo,en un tiempo en que esto era impensable! Nadamos con discreción y prudencia, contra corriente en alas del conocimiento y la libertad, y mucho tiempo después, fue otra vez, mi sostén, mi alimento y el de mi familia mi despensa y mi banco, sin que la mano derecha, supiese lo que hacia la izquierda…… Y no se fue,( aun con irse demasiado pronto) hasta que no vio que yo ya volaba sola, y alimentaba mi nido con soltura; sus chistes los río cada día,sus gestos los veo en uno de mis hijos que se le parece cada día mas,y de alguna forma,con mi avanzada edad, se que siempre le tuve conmigo,y siempre le tendré….. Ojalá te haya servido de consuelo….. Vivir es ir muriendo cada día, por eso, lo único urgente es vivir,solo vivir…….ser feliz, y si puedes, tb hacer felices a los demás,sin olvidar nunca que la primera obligación es no molestar…..Aprovecha la vida y vívela ¡👋🏽👋🏽👋🏽👋🏽

        Me gusta

  3. Corto pero intenso! Muy bonito, seguro que esté donde esté, estará orgulloso de su niña en el columpio y la nieta tan maravillosa que tiene. Un besazo con la lagrimita bajando por mi mejilla. 😉

    Me gusta

  4. Hola Mónica. Quiero decirte que me parece muy bien tu Blog. ¡Adelante! Yo quisiera poner mi granito de arena en él agregando un comentario, no en el sentido literario ni mucho menos, en el sentido de los sentimientos. Yo se que no puedes olvidar a tu padre, yo tampoco puedo olvidar a los míos, incluyendo a tu padre. Y como no puedo olvidar a ninguno de mis ancestros. Esos que nosotros decimos que están muertos, pero no lo están. ¡Están vicos! Pero en un mundo que no es material como este. Sus cuerpos sí que murieron y desaparecieron para siempre, pero sus cuerpos eran como una especie de vestido para poder estar aquí en la materia. Ellos son Espíritus, lo mismo que nosotros, y a los Espíritus generalmente no los vemos, aunque te puedo decir que hay excepciones en ese sentido.
    Yo siento un gran respeto por todos ellos y en su honor y en el de todos los que estáis aquí que sois mi familia, y como prueba de ellos, hace años inicie un proyecto familiar, que es hacer el Árbol Genealógico de la Familia.
    Mónica, ya somos de familia más de 1500 personas, se como se llamaban nuestros ancestros hasta el año de 1650 aproximadamente. Haré un libro que lo tendrá todo el que lo quiera y me haya dado antes sus datos.
    La Vida. Éste es el titulo del libro que hace unos años publique. Como te decía, el momento presente de nuestra vida, creo yo, es el que tenemos que vivirlo intensamente, como si fuera el último, por que el pasado no podemos modificarlo y el futuro todavía no ha llegado y no sabemos para quien llegará. y cada uno de esos momentos es único.
    Tu padre y yo hemos hecho muchas cosas juntos, hemos vivido y compartido tanto desde que éramos niños Señor. Compartimos nuestra inocencia de niños, con sus juegos, discusiones y a veces también con algún puñetazo. Éramos niños y los niños se comportan como son desde su inocencia.
    nosotros maduramos muy pronto, quizás por el trabajo duro del campo que realizábamos. Tu padre a los once años fue un niño gallan y yo también. Antes de entrar en nuestra adolescencia ya trabajábamos duro y ya nos guardábamos respeto mutuo. Teníamos fuerzas y nos queríamos demasiado como para hacernos daño. Y pronto los juegos y las peleíllas de niño quedaron en el pasado.
    Mónica, tengo mis ojos llenos de lagrimas y no veo escribir.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s